Cómo vendar la pata de un gato: primeros auxilios para un gato

Al encontrarse con un gato que sufre y cuidar una pata lesionada, puede ser difícil llevar al gatito herido al veterinario de inmediato sin problemas. Sin embargo, muchas lesiones en los pies se pueden tratar y vendar en casa, lo que ahorra el estrés y el costo de viajar a un veterinario.

Afortunadamente, no es demasiado difícil aprender a limpiar y vendar las patas de un gato en casa. Comprender el proceso de esta parte importante de los primeros auxilios para gatos es útil en muchas situaciones a lo largo de la vida de un gato, especialmente para los gatos que son propensos a los accidentes. Este artículo describe las lesiones comunes de la pata de un gato y la mejor manera de vendar la pata de un gato.

¿Por qué los gatos necesitan vendajes en las patas?

Las lesiones en las patas de los gatos generalmente se limitan a la almohadilla del pie. La almohadilla del pie es la parte de la pata del gato que entra en contacto directo con el suelo. Es más grueso, aísla las articulaciones del pie, las protege de lesiones, proporciona tracción al caminar o saltar, y amortigua el pie en temperaturas ásperas o extremadamente calientes o frías.

Existen algunas lesiones que puede sufrir tu gato, que pueden resultar en la necesidad de vendar sus patas.

La lesión en la pata más común que sufren los gatos es una almohadilla de la pata rota. Esto puede suceder si pisa objetos afilados o cruza un terreno accidentado. También puede ser el resultado de saltar o caer desde un área inestable.

La almohadilla del pie rasgada presenta un corte libre de materias extrañas y escombros.

Si el gato está afuera con mucho calor, la almohadilla puede quemar. También puede ocurrir si un gato salta a un punto caliente de la estufa o atraviesa una sustancia química. Además, las superficies muy frías, heladas o heladas y cubiertas de sal pueden causar quemaduras.

Las almohadillas para los pies quemadas no tienen cortes abiertos, pero tienen enrojecimiento, cabello, hinchazón y ampollas. Si la piel de la almohadilla de la pata del gato se vuelve negra, se trata de una quemadura de tres grados y debe ser tratada por un veterinario para prevenir una infección.

Lesión por materias extrañas

Los gatos pueden arrastrarse o saltar para irse a casa y tratar de mantener el peso sobre una pierna. Esto generalmente es causado por un objeto extraño que queda atrapado en el pie y causa dolor o cortes si el objeto es lo suficientemente afilado.

Antes de tratar a un gato, debe mirar la pata del gato para asegurarse de que no haya objetos extraños en el interior de la pata. Si es así, probablemente tendrá que viajar a un veterinario para que se lo retire.

Vendajes y sprints

Es posible que se pregunte si necesita usar una férula en lugar del método básico de vendaje para tratar una lesión en la pata de un gato. Afortunadamente, no es necesario que coloques una férula en el vendaje de tu gato. Los sprints están reservados para mantener rectos los huesos rotos y no son útiles cuando se trata de tratar la pata de gato.

Cómo vendar la pata de un gato

Si necesita ayuda para vendar la pata de su gato, puede seguir esta sencilla guía.

Materiales necesarios para vendar la pata de un gato

Antes de vendar las patas de su gato, asegúrese de que todos los ingredientes necesarios estén al alcance de la mano. De esa manera, puede completar el proceso lo antes posible. Necesitará:

Guía paso a paso para vendar la pata de tu gato

Si su gato tiende a tener dificultades, considere contratar a un ayudante o envolverlo bien en una toalla, dejando solo su cabeza y la pata lesionada antes de comenzar.

  1. Lleva al gato al baño u otro recinto estrecho. Asegúrese de tener fácil acceso a todos los materiales del vendaje.
  2. Agarre suavemente la pata herida del gato y revuelva suavemente en un recipiente con agua fría. Esto limpia los arañazos y elimina la suciedad.
  3. Si su gato se lastima con un objeto extraño, use unas pinzas para retirar lentamente el objeto y repita el procedimiento de limpieza una vez que esté afuera.
  4. Cuando los arañazos estén limpios, golpee ligeramente con un algodón o un paño limpio para eliminar la suciedad restante. En caso de quemaduras, no frote ni frote la herida. Si la almohadilla del pie rota está sangrando, aplique presión hasta que la herida se detenga y luego límpiela nuevamente.
  5. Aplique unas gasas en una suela limpia para aliviar las lesiones y evitar que la sangre se escape.
  6. Envuelva la cinta adhesiva alrededor de la gasa. Comience con las plantas de los pies y envuélvalas sobre las articulaciones del tobillo para evitar que se resbalen.

Una vez que el vendaje esté completamente aplicado, verifique la tensión. Debería poder insertar dos dedos entre el vendaje y la pierna del gato. Si está demasiado apretado, abra el vendaje y vuelva a intentarlo.

La herida puede sangrar un poco tan pronto como el gato camina sobre su pata, pero esto no debería ser una preocupación a menos que el sangrado dure más de unos pocos días o se venda regularmente.
Manos vendando las piernas de un gato negro

¿Cuándo debería consultar a un veterinario sobre la pata de su gato?

La primera evaluación de la pata de un gato es en busca de objetos extraños en el interior de la piel, ampollas grandes o piel negra y cortes muy profundos que no paran de sangrar después de 10 a 15 días. Es necesario confirmar. Minutos. En cualquiera de estas situaciones, probablemente no pueda tratar sus pies en casa y debe buscar tratamiento veterinario lo antes posible.

Otras razones para consultar a un veterinario incluyen cuando la pata parece no estar curada o cuando el gato parece tener una infección en la pata.

Busque signos de infección

Los signos de estas infecciones son muy importantes para que sean reconocibles. Si la infección de la pata del gato no se trata, puede provocar lesiones más graves o puede ser potencialmente mortal.

  • Letargo: si nota que su gato está acostado y no quiere moverse, su gato puede estar infectado.
  • Fiebre: los signos de fiebre en un gato incluyen negarse a comer, moverse, beber, temblar o reducir el acicalamiento.
  • Olor ofensivo: un fuerte olor ofensivo de la herida indica la presencia de bacterias malas.
  • Hinchazón: esto puede ocurrir en la propia lesión o en el área circundante.
  • Secreciones: cualquier tipo de pus o secreciones de la propia lesión sugiere una infección.

Si notas que tu gato presenta alguno de estos síntomas, debes llevarlo a tu veterinario lo antes posible. Probablemente necesite antibióticos y posiblemente líquidos para tratar adecuadamente la infección y la lesión original.

¿Cuánto tiempo tarda en sanar la pata de un gato?

Dependiendo del gato y su nivel de actividad, las patas del gato pueden tardar entre 10 y 28 días en curarse por completo. Durante este tiempo, el movimiento está restringido, por lo que es recomendable permanecer en el interior y descansar lo más posible para acelerar la recuperación.

No anime a los gatos a jugar sin apretar, lamer o morder las vendas. El proceso de curación puede ralentizarse.

¿Con qué frecuencia necesita cambiar los vendajes?

Los vendajes para gatos deben cambiarse al menos una vez al día. Limpie la herida rápidamente y verifique si hay signos de infección después de cada reemplazo.

Tenga en cuenta que otros factores ambientales como escombros, agua y suciedad pueden entrar en el vendaje. Es decir, debe reemplazarse con más frecuencia. Para evitar cambios de vendaje estresantes, asegúrese de hacer coincidir los cambios de vendaje con el tiempo después de que el gato use la caja de arena o regrese de la caminata.

Evita que tu gato destruya los vendajes

Desafortunadamente, los gatos no siempre son amables para vendarse las patas. Si su gato sigue jugando con sus patas, pruebe estos trucos para mantener las vendas en su lugar.

Aerosol Antilic

Si tu gato lame o muerde constantemente un vendaje, puedes invertir en un spray antilamido. Estos productos suelen estar hechos de extractos de frutas amargas y son completamente indeseables para que los gatos los lamen. Después de rociar varias veces, debe evitar morder el vendaje.

Calcetines bebe

Una medida de protección particularmente adorable, los calcetines de bebé son del tamaño adecuado para poner en las vendas de su gato para evitar que muerda. También protege el vendaje de la humedad y aspereza del entorno, que puede arruinar el vendaje.

Sin embargo, es posible que deba usar cinta médica para mantener los calcetines en su lugar mientras el gato se mueve.

Cubierta plástica

Incluso una cubierta de plástico como celofán o parte de una bolsa de plástico puede evitar que el agua entre en el vendaje del gato y evitar que el gato lo lama.

En el lado negativo, las cubiertas de plástico son fáciles de romper para los gatos con los dientes y otras patas y pueden no ser la mejor opción para gatos determinados.

Collar isabelino

El collar isabelino, a menudo denominado «cono de la vergüenza», es una de las mejores soluciones para evitar lamer y morder los vendajes. Los conos evitan que su gato alcance sus patas para interferir con los vendajes.

Si no eres fanático de los collares de cono de plástico más grandes, puedes invertir en un collar de tela con forma de rosquilla que tenga el mismo efecto y que sea aún más cómodo para tu gato.

Prevención de futuras lesiones del pie

No puedes vigilar a tu gato momento a momento, pero hay algunos pasos que puedes seguir para prevenir futuras lesiones en las patas.

Si tu gato es un gato de afuera, debes intentar supervisarlo cuando salga de tu casa. Esto le permite monitorear hacia dónde se dirigen y evitar que ingresen a áreas potencialmente peligrosas. Para los gatos que disfrutan de un patio cerrado, debe esforzarse por revisar regularmente el suelo en busca de rocas afiladas y madera irregular.

En el interior, los gatos tienen un riesgo mucho menor de lesionarse las patas, pero deben limpiar rápidamente los vidrios rotos y los productos químicos derramados y evitar caminar cerca de superficies calientes como estufas y chimeneas. Es necesario entrenar.
Pata de gato descansando sobre manos humanas

Cuida a tus gatos que necesitan

Después de que su gato tiene una lesión en la pata, lo mejor que puede hacer por él es investigar la gravedad de la misma. Si no es demasiado grave, puede entrenar en primeros auxilios, usar los pies, vendar y vigilar hasta que la lesión se cure.

Busque signos de infección y no olvide cambiarse los vendajes con regularidad. ¡De esa manera, el gato se sentirá inmediatamente como tú!