Envenenamiento por aspirina en gatos: causas, síntomas y tratamiento

La aspirina, también conocida como ácido acetilsalicílico, es un veneno común que afecta a los gatos. Este artículo tiene como objetivo explicar los antecedentes del envenenamiento por aspirina, ayudar a los dueños de gatos a comprender por qué sucede, qué se puede hacer si su gato se ve afectado y cómo evitar que suceda en primer lugar.

La aspirina puede ser el ingrediente activo en varios analgésicos de venta libre para humanos y existen otros medicamentos conocidos como salicilatos que están relacionados con la aspirina.

Resumen rápido: Envenenamiento por aspirina en gatos

tamano del texto
Otros nombres: Toxicidad por antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
búsqueda
Síntomas comunes: Pérdida de apetito, vómitos, diarrea, sangre en vómitos y/o heces, dolor abdominal, encías pálidas, convulsiones.
archivos medicos
Diagnóstico: análisis de sangre, análisis de orina.
gato
Diagnosticado en gatos: Algunas veces
píldora
Requiere medicación continua: Sí (si se desarrolla una enfermedad renal a largo plazo)
jeringa de inyección
Vacuna Disponible: No
mermelada medica
Opciones de tratamiento: Inducción del vómito muy precozmente, carbón activado, medicación para tratar/prevenir la ulceración gastrointestinal, hospitalización con fluidoterapia intravenosa y otros cuidados de apoyo.
hogar
Remedios caseros: Inducir el vómito, sin embargo, esto a menudo no tiene éxito en los gatos cuando se intenta en casa.

Acerca de la intoxicación por aspirina en gatos

La aspirina es un fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que se usa ampliamente como medicamento de venta libre en humanos por sus propiedades analgésicas (para aliviar el dolor), antipiréticas (para reducir la fiebre) y antiinflamatorias. Más recientemente, también se ha utilizado por su actividad antiplaquetaria en algunos pacientes, para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos en determinadas situaciones.

La aspirina se metaboliza en la mayoría de las especies por conversión a compuestos inactivos que luego se excretan por conjugación con sulfato y glucurónido. Los gatos solo tienen niveles bajos de la enzima glucuronil transferasa, que es necesaria para producir estos conjugados. Esto significa que el fármaco no puede metabolizarse tan rápido en los gatos como en otras especies.

El bajo nivel de esta enzima es la razón por la que los gatos también son muy vulnerables a las intoxicaciones por otros medicamentos comunes de venta libre como el ibuprofeno y el paracetamol (Tylenol).

El mal metabolismo de la aspirina hace que su vida media sea más larga en gatos que en otras especies (24 – 48 horas). Esto hace que los gatos sean muy vulnerables a la toxicidad de la aspirina en comparación con otras especies. La toxicidad de la aspirina puede ser resultado de una sola dosis de aspirina, en dosis tan bajas como 10 mg/kg, que serían seguras en otras especies.

La causa más común de envenenamiento con aspirina en gatos es cuando un dueño le da el medicamento a su mascota, por lo que es especialmente importante que las personas estén informadas de que este no es un medicamento seguro para usarse en el tratamiento de gatos. En raras ocasiones, un gato puede consumir medicamentos que se dejan desatendidos y al alcance.

Cómo afecta la aspirina a los gatos

La toxicidad de la aspirina causa una variedad de efectos tóxicos en los gatos. Los principales problemas son el sangrado gastrointestinal, junto con acidosis metabólica y daño hepático, junto con la posibilidad de insuficiencia renal y daño al sistema nervioso central.

Síntomas de intoxicación por aspirina en gatos

Síntomas de intoxicación por aspirina en gatos

Los síntomas de intoxicación por aspirina en gatos incluyen anorexia, dolor abdominal, letargo, debilidad y más.

La aspirina causa signos clínicos en gatos que están relacionados con hemorragia gastrointestinal (en el estómago y el intestino delgado), acidosis metabólica y daño hepático.

Se puede observar anorexia, dolor abdominal, letargo, debilidad, junto con vómitos (posiblemente con sangre) y diarrea y/o melena (sangre en las heces), con encías pálidas.

En casos más severos, es probable que se presenten signos más severos de acidosis. Estos incluyen hipertermia, taquipnea (respiración rápida), convulsiones y coma.

Los efectos secundarios anticoagulantes de la aspirina pueden provocar un retraso en la coagulación de la sangre, lo que resulta en episodios prolongados de sangrado. El daño hepático puede provocar más signos de enfermedad, tal vez con ictericia (ictericia).

Diagnóstico de intoxicación por aspirina en gatos

1. Toma de Historial Detallado

Su veterinario discutirá todos los aspectos de los antecedentes y el cuidado general de su gato. Las circunstancias a menudo darán lugar a la sospecha de exposición a la aspirina (por ejemplo, un dueño que le da este medicamento a su mascota).

La cantidad de aspirina que se ha administrado es muy significativa, y se puede contactar a un centro local de control de envenenamiento de animales o al departamento de envenenamiento de ASPCA como parte de esta discusión inicial.

2. Examen físico

Su veterinario revisará a su gato con cuidado, en busca de signos que sugieran una intoxicación por aspirina. En particular, es importante el examen de las membranas mucosas en busca de palidez o ictericia.

3. Análisis de sangre de rutina

Es muy probable que su veterinario de DVM pueda realizar análisis de sangre de rutina, incluido el panel habitual de pruebas de diagnóstico, como hematología (hemograma) y bioquímica y perfiles de electrolitos.

Las anomalías características incluyen anemia (recuento bajo de glóbulos rojos) y los cambios bioquímicos incluyen enzimas hepáticas elevadas, niveles reducidos de proteínas y bilirrubina elevada (ictericia).

4. Análisis de sangre especializados

Los tiempos de coagulación de la sangre pueden prolongarse y los niveles de bicarbonato en sangre pueden reducirse.

También es posible solicitar a un laboratorio especializado que realice pruebas para medir los niveles de aspirina en sangre u orina.

5. Análisis de orina

Los cambios en la orina reflejan la acidosis metabólica y otros efectos tóxicos de la aspirina en el cuerpo del gato.

6. Otras pruebas

Las radiografías (rayos X) pueden mostrar edema de los pulmones (edema pulmonar), mientras que la endoscopia puede revelar la presencia de ulceración gástrica.

Tratamiento de la intoxicación por aspirina en gatos

tratamiento de la intoxicación por aspirina en gatos

El tratamiento de la intoxicación por aspirina en gatos tiene como objetivo eliminar la aspirina del organismo del gato y contrarrestar sus efectos adversos.

La inducción de la emesis (vómitos) o el lavado gástrico puede ser una forma eficaz de eliminar la aspirina del estómago del gato si se lleva a cabo con la suficiente prontitud (dentro de las horas posteriores a la ingestión). También se puede recomendar carbón activado en un intento de limitar la absorción de aspirina en el tracto digestivo.

De lo contrario, se dan tratamientos de apoyo para contrarrestar los efectos adversos de la toxicidad de la aspirina, como protectores gástricos (como Pepto-Bismol) para úlceras gástricas, suplementos de oxígeno si hay dificultad para respirar debido a acidosis y líquidos intravenosos y/o transfusión de sangre si ha habido pérdida de sangre. Si se desarrolla insuficiencia hepática, se pueden recomendar SAM-e (un medicamento antioxidante y protector del hígado), n-acetilcisteína y ácido ascórbico (vitamina C).

El tratamiento de apoyo general también es importante, incluidas las vitaminas B, los antieméticos y una buena atención de enfermería (p. ej., para mantener la temperatura corporal normal y el flujo sanguíneo normal a las extremidades). El control intensivo, que incluye controlar la micción, la defecación y otras funciones corporales, así como análisis de sangre repetidos, es una parte importante del cuidado de estos pacientes.

Prevención de la intoxicación por aspirina en gatos

Los dueños de mascotas deben guardar la aspirina de forma segura, fuera del alcance de las mascotas, y el medicamento nunca debe administrarse a los gatos.

​Conclusión

El envenenamiento por aspirina es un envenenamiento común en los gatos, generalmente causado por la administración del medicamento a un gato mascota por parte de un dueño. Si se sabe que un gato ingiere este medicamento, es esencial tomar medidas inmediatas al llevarlo al veterinario de emergencia y puede salvarle la vida.

​Preguntas Frecuentes

¿Cuáles son los signos de intoxicación por aspirina en un gato?

Los signos típicos incluyen anorexia, dolor abdominal, letargo, debilidad, junto con vómitos y diarrea (posiblemente manchados de sangre), y encías pálidas. En casos más severos, se puede observar taquipnea (respiración rápida), convulsiones y coma. Además, el efecto anticoagulante de la aspirina podría provocar un retraso en la coagulación de la sangre, lo que daría lugar a episodios de sangrado y se podría observar ictericia debido al daño hepático.

¿Cuánta aspirina puede tomar un gato?

Un propietario nunca debe administrar aspirina a un gato a menos que haya sido específicamente recomendada por un veterinario para una causa específica en una dosis específica (por ejemplo, se puede sugerir una dosis muy baja en días alternos para reducir la coagulación de la sangre en algunos gatos con enfermedad del corazón). Una dosis tóxica es fácil de administrar por error, por lo que se debe tener cuidado.

¿Cómo se trata la toxicidad de la aspirina en los gatos?

Los pasos iniciales incluyen la eliminación del fármaco del estómago mediante la inducción del vómito y la reducción de la absorción mediante la administración de carbón activado. El tratamiento veterinario de emergencia puede incluir medicamentos para limitar el impacto del daño causado por la aspirina, junto con atención general de apoyo.

¿La aspirina PM puede matar a un gato?

La toxicidad de la aspirina puede ser fatal, por lo que es importante nunca administrar este medicamento a los gatos sin supervisión veterinaria directa.