¿Gato estornudando sangre?Causas y opciones de tratamiento.

Si encuentra que su gato estornuda, puede ser bastante aterrador (y un poco más molesto). Afortunadamente, esto no es tan inusual como la mayoría de la gente piensa y, en la mayoría de los casos, no indica un problema grave.

Sin embargo, si notas que tu gato estornuda, debes llevarlo al veterinario. Esto es para asegurarse de que no tenga que preocuparse (se necesita atención de urgencia para algunas de las causas graves que se describen a continuación) o para realizar tratamientos simples para abordar el problema.

¿Qué causa que los gatos estornuden?

Hay muchas causas por las que los gatos estornudan. A continuación se enumeran los problemas más comunes que pueden hacer que las hemorragias nasales se drenen al estornudar. También enumera algunas opciones de tratamiento básico que usted o su veterinario pueden usar.

Para problemas más serios, lea la sección sobre cómo los veterinarios tratan a los gatos que estornudan en la parte inferior de esta página.

Infección del tracto respiratorio

Al igual que los humanos, los gatos pueden contraer infecciones del tracto respiratorio. Por lo general, son causados ​​por el virus y pueden causar tos, estornudos y otros síntomas durante varios días. En algunos casos, los estornudos irritan las vías respiratorias y la nariz y provocan sangrado. Después de eso, cada vez que estornuda, sale sangre. Esto es común en climas y estaciones muy secas y puede hacer que su nariz sea más propensa a sangrar.

Si está seguro de que su estornudo sangriento es causado por un simple resfriado, puede probar el alivio en casa. Esto se puede hacer aumentando la humedad del aire. Una forma de hacerlo es encerrarse en un baño sensual varias veces al día durante 5 a 10 minutos a la vez. Si tiene un humidificador, puede ejecutarlo por toda la casa para brindarle tranquilidad.

Cuerpo extraño en la cavidad nasal o en la cavidad nasal.

Los gatos suelen ser animales muy juguetones y curiosos, que es una de las razones por las que los amamos. Cuando un gato juega con juguetes, palos o incluso un ratón, existe el riesgo de que entren objetos extraños en la nariz.

Si un fragmento de palo, una uña de ratón o incluso una hoja de hierba quedan atrapados en la nariz, puede causar una irritación grave. Su gato puede intentar quitárselo con sus garras y puede causar sangrado. La irritación en sí misma también puede causar sangrado. Si el gato sangra en la nariz o en las fosas nasales, provoca una reacción de estornudo y drena sangre.

Es posible que su gato eventualmente pueda deshacerse del cuerpo extraño por sí solo, pero si el sangrado dura más de un día o se vuelve abundante, siempre debe acudir al veterinario. Su veterinario puede examinar la nariz de su gato y deshacerse de lo que esté causando el problema.

Lo ideal es llevar al gato al veterinario lo antes posible. La nariz de un gato tapada puede causar dolor e incomodidad graves, incluso si no es particularmente peligroso.

Estimulantes químicos

Su gato puede estar expuesto a una variedad de productos químicos de forma regular. Tiene el potencial de limpiar productos químicos, perfumes, ambientadores o muchas otras cosas. Su gato está más bajo que el suelo y olfatea constantemente, por lo que incluso los niveles de exposición a sustancias químicas normalmente seguras pueden causar problemas.

La exposición a sustancias químicas puede causar inflamación de la membrana nasal del gato. Esto hace que el gato estornude e intente expulsar el estimulante. Los cortes y los abscesos pueden causar sangrado si la inflamación o inflamación es lo suficientemente grave.

Si puede identificar qué sustancia química está causando el estímulo identificando cuándo ocurrió el estímulo, la solución obvia es dejar de usar la sustancia química o mantener alejado al gato …

Sin embargo, en la mayoría de los casos es difícil confirmar la exposición a sustancias químicas por su cuenta. Si lleva a su gato al veterinario, es posible que vea inflamación en la nariz y en todos los conductos nasales. También puede tomar una muestra de moco y realizar una prueba para determinar la causa.

Daño físico

A los gatos les encanta pelear. Esto podría ser una pelea divertida con otro gato o un ejercicio de caza con un ratón, un topo u otro animal. Siempre que tu gato esté peleando, corre el riesgo de ser arañado o mordido, y no hay duda de que pueden producirse lesiones cerca o incluso en la nariz.

La primera lesión puede causar una costra en minutos, pero puede causar irritación continua. Si el proceso de curación continúa, puede causar picazón y otras molestias que pueden provocar estornudos. Las costras sueltas pueden causar sangrado y estornudos.

En el caso de lesiones menores, no es necesario que haga nada para tratarlas. Su gato sanará en unos días hasta que desaparezca el riesgo de hemorragia. Sin embargo, para cortes profundos y sangrado constante, se requiere una visita a un veterinario.

Su veterinario puede observar cuidadosamente la lesión y tomar las medidas adecuadas para curarla. Esto incluye darle costuras al gato, aplicar cremas curativas y aplicar ungüentos contra la picazón. El objetivo de tratar una lesión en la nariz o en la nariz es evitar que se infecte y permitir que se produzca un proceso de curación natural.

Alergias

Las alergias son muy comunes en los gatos, especialmente en los que viven en interiores. Si un gato está expuesto regularmente a ciertos alérgenos, puede provocar tos y estornudos importantes. Con el tiempo, esto puede provocar inflamación de la nariz y los conductos nasales, lo que puede causar sangrado.
Un gato que estornuda después de oler una flor.

Para prevenir esto, querrá averiguar qué está causando la reacción alérgica. Al igual que los humanos, los gatos pueden ser alérgicos a los alimentos, a los contaminantes estacionales y al polvo. Si no lo entiende usted mismo, programe una cita con su veterinario para ver si puede hacer una prueba de alergia para determinar la causa del problema.

Problemas de salud relacionados con la sangre (incluida la adicción)

Existen varias enfermedades relacionadas con la sangre que pueden sufrir los gatos, como hipertensión arterial, coagulopatía y anemia. Uno de los signos de este problema es que puede sangrar al estornudar, por lo que debe estar atento a otros síntomas.

Si nota la falta de energía de un gato, sangre en las heces, cambios en el apetito o vómitos, puede haber un problema de sangre. La única forma de asegurarse es llevarlos a un veterinario para que los examinen.

Además, cuando un gato se infecta con determinadas toxinas, como las que se encuentran en las toxinas de las ratas, puede ocasionar problemas en la sangre que provocan sangrado al estornudar. Tenga en cuenta que no es necesario que tenga un raticida en su hogar para que esto suceda. Los gatos también pueden enfermarse si atrapan una rata envenenada en otro lugar.

Si su gato está envenenado, es importante que reciba tratamiento de inmediato. Si no se trata con prontitud, el veneno de rata puede ser fatal para los gatos. Por tu seguridad, si notas que tu gato está chupando sangre, querrás llevarlo a tu veterinario de inmediato.

tumor

Los tumores u otros crecimientos en la nariz o en la nariz pueden causar fácilmente estornudos con sangre. El tumor puede romperse y causar sangrado. También ejerce más presión sobre los vasos sanguíneos de la nariz, lo que puede provocar sangrado.

Si su gato está creciendo, es importante que consulte a un veterinario de inmediato. Muchos crecimientos son benignos y no peligrosos. Estos pueden dejarse solos o eliminarse quirúrgicamente. Para prevenir el sangrado, es posible reducir el crecimiento o usar medicamentos tópicos para cerrar las heridas que causó.

Si el tumor es canceroso, el veterinario debe determinar si se ha diseminado a otras partes del cuerpo. Luego se extrae quirúrgicamente para prevenir el crecimiento continuo o la diseminación que puede ser fatal.

Problemas dentales

El hecho de que un gato estornuda no significa que el problema sea causado por la nariz. No es raro que los gatos tengan problemas en los dientes que pueden provocarles estornudos. Si las encías u otras partes de la boca están sangrando, la sangre puede irritar la parte posterior de la garganta y provocar estornudos. Después de eso, se drena una gota de sangre de la boca.

Otra posibilidad es que el gato esté infectado con las raíces de uno o más dientes. En este caso, la infección puede hacer que entren bacterias en los conductos nasales. Las bacterias pueden causar sangrado en la base de los dientes o en las fosas nasales.

Cómo tratan los veterinarios la sangre que estornuda de un gato

En la mayoría de los casos, el problema de los estornudos con sangre en los gatos se resolverá solo. Siempre es una buena idea consultar a un veterinario por su seguridad.

Cuando lleve a su gato al veterinario, probablemente le realizarán muchas pruebas diferentes. Estas pruebas pueden ayudar a identificar la causa de la sangre en la nariz del gato y pueden tratarse. Las pruebas más comunes para este tipo de problemas son:

Examen físico completo

Los estornudos son un síntoma particularmente nasal, pero los veterinarios querrán tener un examen físico completo. Esto puede identificar los problemas de salud más importantes que se muestran en la sangre de la nariz. Por ejemplo, si un gato es alérgico a la comida que come, el veterinario puede encontrar hinchazón del estómago y problemas con las heces.

Un examen físico completo también puede ayudar a identificar problemas en otras áreas donde la sangre puede ingresar a la boca, garganta o conductos nasales.

Inspección visual de la nariz y los conductos nasales.

Es muy probable que su veterinario realice una inspección visual alrededor de la nariz y en la zona de los conductos nasales. Esto lo inicia el veterinario con una lupa y una luz. Esto le permite ver pequeñas abrasiones, cortes o inflamación en la nariz y justo dentro de ella.

Si no encuentra ningún problema allí, generalmente se realiza un examen nasal. Aquí es donde ponen una pequeña cámara y luz en sus conductos nasales. Envíe imágenes a la pantalla para que el veterinario pueda buscar signos de daño físico, infección u otros problemas. Si se necesita esta prueba, tendrán que calmar a tu gato para mantenerlo quieto y seguro.

biopsia

Si su veterinario encuentra un tumor o crecimiento y no puede deshacerse de él de inmediato, es casi seguro que querrá hacerse una biopsia. Este es el proceso de cortar una pequeña parte del crecimiento para su análisis. Esto determina si el crecimiento es cáncer u otra cosa.

Las opciones de tratamiento para el crecimiento nasal de los gatos dependen en gran medida de los resultados de este análisis.

Análisis de sangre y orina.

Si el veterinario no puede encontrar una fuente clara de sangre, es posible que se necesiten análisis de sangre y orina. Estas pruebas pueden buscar enfermedades más graves como cáncer y diabetes. Cuando el veterinario recolecta la sangre u orina necesaria para la prueba, se envía al laboratorio para su análisis. Esto podría tomar varios días.

Una vez que se devuelven los resultados, deben estar disponibles opciones de diagnóstico y tratamiento confiables.

Los gatos que estornudan con sangre suelen verse peor que eso

A los gatos les da mucho miedo estornudar. Los gatos suelen deambular por la casa y no prestan atención a dónde estornudan, por lo que tener que lidiar con ellos puede ser un problema muy molesto. Afortunadamente, en la mayoría de los casos, su gato no tiene problemas graves.

Con un poco de investigación y la ayuda de un veterinario, puede encontrar la causa raíz de su sangre y tratarla de inmediato. Esto le permite a usted y a su gato vivir una vida larga y saludable sin preocuparse por la sangre en las paredes, muebles y pisos.