Piel, dientes, orejas, garras: los conceptos básicos del cuidado de los gatos.

Cuidado de gatos: ¿qué incluye todo? Cepillado de pelo, cepillado de dientes, limpieza de orejas, recorte de garras y mucho más. Aunque los gatos son animales muy independientes, hay algunas cosas que necesitan ayuda con su cuidado de vez en cuando. ¡Cat in a Flat responde todas tus preguntas sobre el cuidado de tu gato!

¿Tengo que cepillar a mi gato?

El aseo del gato comienza con el aseo. Los gatitos hacen la mayor parte del trabajo ellos mismos, se limpian con regularidad y, por lo tanto, también cepillan su pelaje. Sin embargo, muchos gatos necesitan ayuda con el aseo, especialmente durante el cambio de pelaje. Si cepillas a tu gato con regularidad, lo estás ayudando. Se deshace del cabello suelto más fácilmente y lo traga menos. ¡Otra ventaja es que tu gato suelta menos pelo en tu apartamento y creas un vínculo estrecho con él! Dependiendo de la raza del gato, debes cepillarlo con más frecuencia. Lo mejor es cepillar a los gatos de pelo largo a diario, para los gatos de pelo corto es suficiente cada 2-3 días. Los gatos al aire libre generalmente necesitan menos ayuda que los gatos de interior. Se despojan de gran parte de su exceso de cabello al aire libre.

gato es cepillado
gato es cepillado

¿Cómo cepillar correctamente a mi gato?

Introduce lentamente a tu gato al cepillo. Deja que la huela mucho y cepíllala solo unos minutos al principio. Más tarde puedes cepillarte durante más tiempo y con más intensidad. Usa un cepillo hecho específicamente para la piel de gato. Empieza por la cabeza o la espalda y cepilla hacia abajo.

Importante: ¡Nunca cepilles en dirección contraria al crecimiento del vello! A las narices peludas a menudo no les gusta eso en absoluto.

¿Debo bañar a mi gato?

Básicamente, los gatos son animales muy limpios. Los gatos se acicalan y se mantienen limpios. ¿Sigue siendo un baño regular parte del cuidado de los gatos? ¡No! Los gatos no necesitan ser bañados. Por supuesto, siempre hay excepciones. Esto se aplica, por ejemplo, si no pueden cuidar de sí mismos o están muy sucios. Por supuesto, los gatos también necesitan ser bañados si tienen toxinas en sus cuerpos que de otro modo absorberían al acicalarlos. ¡Puedes encontrar todo lo que necesitas saber sobre el baño de gatos en nuestro blog!

¿Debo cortar las garras de mi gato?

¿Garras cortadas si o no? Esta cuestión suele ser objeto de acalorados debates. Si su gato tiene suficientes oportunidades para rascarse, por lo general no necesita cortarle las garras. En realidad, las garras del gato se desgastan bastante por sí solas. Los gatos de exterior afilan sus garras al aire libre y los gatos de interior en el rascador. Sin embargo, si tu amigo peludo no cuida lo suficiente sus garras por sí mismo, o si sus garras crecen rápido y largas, necesita ayuda. Este es el caso cuando las garras son tan largas que el gato ya no puede moverse libremente. En el apartamento, debe ofrecerle a su gato suficientes oportunidades para rascarse. El mueble rascador adecuado evita que tu gato se afile las garras en el sofá. Si las garras de tu gato se están alargando demasiado, probablemente no esté rascando lo suficiente. Este cartón es una buena opción.

Aseo de gatos: ¿Debo cortar las garras de mi gato?
Por lo general, los gatos desgastan sus garras ellos mismos.

¿Cómo corto las uñas de mi gato?

Cortar las garras de un gato no es tan fácil y debe aprenderse. En caso de duda, debe consultar a su veterinario de confianza. A muchos gatitos no les gusta que les agarren las patas. Sin embargo, es absolutamente necesario que el gato mantenga la calma mientras se corta las garras. Con una suave presión de los dedos en la parte superior y la bola de la pata, el gato extiende sus garras. Con un par de tijeras de garras y un cortaúñas, es hora de ponerse a trabajar. Con las garras de gato de colores claros, puedes notar fácilmente la diferencia entre los vasos sanguíneos y la parte córnea de la garra. Examine cada garra muy de cerca con la linterna antes de cortar.
Importante: Solo se puede quitar la parte córnea. De lo contrario, se producirá un sangrado y su gato sentirá dolor. En este caso, siempre debe tener una pluma astringente lista.

¿Cómo limpio las orejas de mi gato?

Normalmente, los gatos se limpian los oídos y tú no tienes que hacer nada. Sin embargo, con animales mayores o enfermos, es necesario ayudar aquí. Sin embargo, ¡esto siempre debe discutirse con el veterinario! Las orejas de un gato deben manipularse con cuidado ya que son muy delicadas. Nunca use un bastoncillo de algodón para esto, sino un algodón o un pañuelo o un limpiador de oídos líquido. El paño debe estar húmedo pero no mojado. A continuación, puede limpiar cuidadosamente las orejas de adentro hacia afuera. Si a su parte inferior de pelo no le gusta que le toquen las orejas, el veterinario puede enseñarle la técnica correcta aquí.

¿Necesito cepillar los dientes de mi gato?

Muchos gatos son propensos a tener mala dentadura. Esto puede deberse a enfermedades como FORL oa la dieta. El cuidado dental en los gatos es un tema importante para la salud del gato doméstico. Cepillarse los dientes también es parte del aseo de su gato. También puedes hacerte una limpieza dental en el veterinario (para tu gato, por supuesto). Sin embargo, es particularmente seguro si le cepillas los dientes a tu gato con regularidad en casa.

Cuidado del gato: cepillado de dientes en gatos
Cepillarse los dientes también es parte del aseo de su gato

Consejos para cepillar los dientes de tu gato:

  1. ¡Es mejor que tu gato se acostumbre al cepillo de dientes desde que es un gatito! Cuanto mayor es el gato, más difícil es convencerlo.
  2. Use un cepillo de dientes de dedo o un cepillo de dientes de cerdas suaves. Existe un dentífrico especial para gatos, pero por el momento basta con cepillarlos sin dentífrico. Precaución: nunca use pasta de dientes hecha para humanos. Esto es venenoso para los gatos.
  3. Mantén la calma y sé amable con tu gato. Comience con los dientes posteriores y avance lentamente hacia adelante.
  4. La carne cruda o las golosinas sin hueso también ayudarán al cuidado dental de tu gato. La placa se descompone por los movimientos rítmicos de masticación.

Importante: ¡Haga revisar los dientes de su gato regularmente durante las visitas al veterinario!

FORL – ¿Qué es y qué puedo hacer?

Los gatos no lo tienen fácil con los dientes. Muchos gatos sufren de FORL, una enfermedad dental extremadamente dolorosa. El nombre es una abreviatura y significa lesión de reabsorción odontoclástica felina. ¿Qué pasa en FORL? FORL puede hacer que su gato pierda todos sus dientes. El desencadenante es la información errónea del cuerpo, que en realidad está ahí para descomponer las raíces de los dientes de leche. En FORL, el cuerpo también descompone los dientes sanos correctos. FORL es muy común entre los gatos. Es particularmente común en gatos entre las edades de 3 y 6 años.

¿Qué puedo hacer contra FORL?

FORL es una enfermedad autoinmune. Desafortunadamente, no se puede hacer nada para evitarlo. Sin embargo, es importante que el veterinario revise regularmente los dientes del gato. De esta manera, FORL puede detectarse temprano y su amado no sufrirá dolor. FORL no es contagioso, por lo que en un hogar con varios gatos, solo un gato puede verse afectado.

Cuidado de gatos en el salón de gatos.

Al igual que el salón de perros para perros, también hay salones de gatos que cuidan de tu amada. Ya sea cepillado, corte de garras, limpieza de orejas y ojos o similar. La gama de ofertas suele ser muy diversa y hay muchas formas de cuidar a tu gato.

Importante: Los gatos a menudo solo se sienten cómodos en su propio entorno. Los nuevos entornos y los extraños a menudo significan estrés para el gato. Piense detenidamente si puede y debe abrumar a su gato con una visita al salón para gatos.

Una gran alternativa al alojamiento de gatos: cuidadores de gatos cerca de mí.

¿Cómo funciona el cuidado de gatos? Compruébalo aquí

  • aseo
  • Información sobre el cuidado de los gatos
  • cepillo de gato
  • cuidado del gato
  • Cepillar los dientes