¿Por qué maúllan los gatos?


Los gatos pueden producir más de 100 sonidos diferentes. Los ladridos, gargantas, gruñidos y ladridos son todos sonidos que un gatito puede escuchar.

El más interesante es el ladrido de los gatos. Con solo un ladrido, pueden producir tantos sonidos diferentes. Felicidad, ira, hambre, emoción: cómo se siente un gato se refleja en un tipo particular de maullido.

Si ya eres dueño de un gato, probablemente podrás descifrar el significado de los diferentes tipos de ladridos de tu gato. Aún mejor, si tienes varios gatos, es posible que incluso puedas saber cuál está maullando desde la distancia.

Si aún no ha sido bendecido con un gato, hay muchos sonidos emocionantes que esperar.

El ladrido de gato es básicamente un lenguaje personalizado creado para cada individuo. Pero, ¿por qué los gatos maúllan en primer lugar?

Respuesta rápida …

Los gatos maullan para comunicarse con los humanos. Cuando un gato interactúa con otro gato, no tiene que maullar para transmitir emociones y necesidades, pero los humanos no comprenden las sutilezas del lenguaje corporal del gato y las marcas de olor. Los gatos aprenden a maullar para informar a los humanos de sus necesidades y sentimientos.

¿Por qué maúllan los gatos?

Como se mencionó anteriormente, los gatos maúllan para poder «hablar» con los humanos. Si eres dueño de un gato, conocerás muchos maullidos diferentes que tiene tu gato en función de su estado de ánimo.

Una vez que haya igualado el ladrido del gato, puede saber si el ladrido del gato está feliz, hambriento o simplemente necesita y quiere ser una mascota.

Tu gato depende de ti y sabe que eres responsable de llenar el plato de comida. También saben que solo responden a sus ladridos, no al lenguaje corporal que normalmente usa para comunicarse con otros animales.

Hay muchas razones por las que su gato puede maullar, pero estas son algunas de las más comunes.

Saludarte

Acaba de regresar a casa después de un largo día de trabajo y su gato le da la bienvenida cómodamente corriendo hacia usted y maullando. Esto es solo un gato saludando, ¡y se alegran de que finalmente estés en casa!

El ladrido de «saludo» es más corto y puede sonar un poco más alto que los otros ladridos. Es probable que tu gato también esté levantando la cola en alto, otra señal amigable.

Tienen hambre

La mayor parte del día del gato es una comida rápida, y no creo que no te lo dirán si no te estás alimentando a tiempo.

Todos los dueños de gatos pueden distinguir fácilmente el «maullido hambriento» del gato. Suena un poco más desesperado e involucra a gatos que te persiguen sin descanso hasta que los alimentas.

Quieren que abras la puerta

Las puertas cerradas simples también pueden hacer que los gatos ladren. Cuando cierro la puerta del dormitorio por la noche, uno de los gatos se sienta afuera y maúlla, pero el sonido es como un grito profundo. Sí, es tan desagradable que puedes escucharlo.

A los gatos no les gustan las habitaciones cerradas, especialmente si estás del otro lado. Siguen maullando hasta que abres la puerta, incluso si saben que está bien.

Estan estresados

Cuando los gatos sufren, tienden a maullar. Por ejemplo, a uno de mis gatos no le gusta estar en el coche. Siempre que lo metemos en el coche, ya sea que vaya al veterinario o no, hace un maullido estresante. Es más grande que el maullido amistoso, y no se detendrá hasta que lleguemos a casa sanos y salvos.

Dadas algunas de las razones más comunes por las que los gatos maúllan, ¿pueden los gatos maullar entre sí?

¿Los gatos maúllan a otros gatos?

Los gatos solo maúllan unos a otros cuando los gatitos maúllan a su madre. A medida que crecen, ya no maúllan entre sí.

Los gatos adultos no necesitan maullar para comunicarse. En lugar de confiar en el sonido, utilizan el lenguaje corporal y las marcas de olor. Ocasionalmente, otros sonidos como silbidos y gruñidos se utilizan para transmitir fuertes emociones negativas.

Los únicos sonidos que he presenciado entre gatos en múltiples hogares para gatos son el silbido, el gruñido y el ladrido agudo cuando un gato juega duro. Nunca escuché a un gato maullar a otro, ¡simplemente nos maullan a los humanos!

Lo interesante de uno de mis gatos es que tiene alrededor de un año, no maúlla y ni siquiera se comunica con nosotros. Vivía con otros gatitos de una casa abandonada de unos 5 meses, así que me pregunto si lo recogí. Era un gato callejero y no interactuó con los humanos al principio de su vida. No creció tratando de comunicarse con los humanos, por lo que es posible que no haya aprendido a hacerlo.

En todo caso, creo que esto realmente solidifica que los gatos no tienen que maullar entre sí. Vivía con cuatro gatos de la misma edad, por lo que se comunicaba con otros animales, pero no con humanos.

¿Por qué mi gato maúlla tanto?

Si tu gato maúlla demasiado, es posible que tengas un problema real en tus manos. Su gato tiene dolor y está tratando de decirle que algo anda mal, por lo que es posible que esté gritando mucho. Si nota otros cambios físicos en su gato al mismo tiempo, llévelos a su veterinario para que los revise.

Si su gato maulla demasiado, un veterinario lo revisará con una factura de salud limpia y ruido. todavía No se detuvo, así que es hora de entender por qué.

Su gato puede tener hambre o tener problemas. Observar la situación alrededor del maullido puede ayudar. ¿Siempre que su plato de comida esté vacío? ¿Quieren que los acaricies? ¿Quieren salir?

Después de entender la razón, cuando están callados, simplemente los recompensan con lo que quieren. Cuando hagan ruido, no les prestes atención, ni siquiera les digas que se callen. Si sigues con esto, debes aprender que tu gato debe estar callado.

Si eso no funciona, puede haber otra razón para el ladrido del gato. ASPCA tiene guías útiles sobre los problemas de comportamiento de los gatos y cómo controlarlos.

Dos maullidos nunca se crean por igual

Incluso si haces ruido por la misma razón, diferentes gatos tendrán diferentes maullidos. Como dueño de un gato, aprenderá los sonidos y las necesidades de su gatito y tal vez comience su propia conversación con él.

El ladrido de un gato indica la condición emocional y, a veces, física del gato. ¡Presta siempre atención a sus ladridos y disfruta descifrando los lenguajes especiales que han creado solo para ti!