Primeros auxilios para gatos: qué hacer en caso de emergencia

Desafortunadamente, sucede una y otra vez que un gato necesita ayuda y debes reaccionar rápidamente. ¡Los primeros auxilios para gatos pueden salvar a tu gato de un dolor intenso e incluso salvar una vida! Por lo tanto, es bueno que todos los dueños y cuidadores de gatos estén familiarizados con los primeros auxilios para gatos. ¡Por supuesto, su ayuda en situaciones de emergencia no reemplaza una visita al veterinario!

Primeros auxilios para gatos

Si tu gato tiene un accidente o se encuentra en una situación de emergencia, lo primero que debes hacer es:

  • mantenga la calma
  • Saca al gato y a ti de la zona de peligro a un lugar seguro.
  • Avisar a un veterinario
  • Estabilizar al gato y mantener los signos vitales
  • Tomar medidas de primeros auxilios

Si usted, como cuidador de gatos, ha revisado esta lista y el veterinario está cuidando al gato, ¡debe informar urgentemente al dueño del gato!

Cat in a Flat explica qué medidas de primeros auxilios puedes usar en una emergencia.

¡Las medidas de primeros auxilios para gatos pueden salvar vidas!

Primeros auxilios para gatos con quemaduras

Llamas de velas, estufas, grasa para cocinar, descargas eléctricas: ¡los gatos no solo se queman con llamas abiertas! Si tu gato ha sufrido una quemadura, lo primero que debes hacer es comprobar la gravedad de la quemadura.

Grado 1: enrojecimiento, leve hinchazón y síntomas de dolor de leves a moderados

Enfríe la piel con agua corriente fría. Debes evitar el agua helada.

Grado 2: se forman ampollas adicionales en la piel

Primero enfríe la piel. ¡Puedes desinfectar la herida! Importante: Utilice únicamente desinfectantes específicos para gatos o animales. Cubrir la herida con un apósito estéril y vendarla.

Grado 3: la piel está carbonizada, se desprenden trozos de pelo

Enfriar la piel con agua corriente. Luego debe cubrir y vendar la herida de manera estéril. ¡Ve al veterinario inmediatamente! Si es así, puedes ponerle un collar a tu gato para evitar que se lama la herida.

¡Es muy importante que todas las quemaduras sean revisadas por un veterinario! Deberá visitar una clínica veterinaria los fines de semana o por la noche.

Precaución: No reviente las ampollas de quemaduras y no use ungüento para quemaduras. Los ungüentos del botiquín para humanos no deben usarse en gatos.

Las quemaduras son relativamente fáciles de prevenir. No encienda un fuego abierto y no deje una vela desatendida. La estufa, las cacerolas y la parrilla también deben observarse en todo momento mientras cocina. Alternativamente, puedes desterrar al gato de la cocina mientras tanto. El cable y la toma de corriente a veces provocan descargas eléctricas y, por lo tanto, quemaduras. Colóquelos de tal manera que los gatos no puedan alcanzarlos ni coloque dispositivos de seguridad para niños.

Las quemaduras son comunes, especialmente durante la temporada navideña. ¡Por el bien de su gato, prescinda de las velas reales en la corona de Adviento y el árbol de Navidad! En la víspera de Año Nuevo, no hace falta decir que también mantienes a tu gato al aire libre en la casa. De esa manera no se lastimará con fuegos artificiales o petardos.

Primeros auxilios para gatos en caso de intoxicación

Los síntomas de envenenamiento van desde náuseas y vómitos hasta babeo y síntomas neurológicos. Las intoxicaciones graves provocan temblores, fluctuaciones, calambres, pero también problemas respiratorios o hemorragias. El envenenamiento a menudo ocurre cuando los gatos mordisquean plantas venenosas o ingieren sustancias venenosas. Nuestra comida, como el chocolate, también puede provocar el envenenamiento de los tigres domésticos. El envenenamiento a veces ocurre un poco más tarde. Por eso es importante vigilar de cerca al gato.

Una medida de primeros auxilios para el envenenamiento:

Alimenta al gato con agua a través de una jeringa en su boca. Debido al reflejo de deglución, el gato no puede evitar beber. Esto diluirá el veneno en el estómago. El envenenamiento de cualquier tipo debe ser examinado por un veterinario. El envenenamiento es una causa común de muerte en los gatos. Si sabe qué envenenó su nariz peluda, definitivamente debe llevar una muestra al veterinario. Esto puede ayudar a tu gato aún mejor.

Precaución: ¡En caso de envenenamiento, dele a su gato solo agua! Todo lo demás puede reaccionar más rápido en el estómago con el veneno. ¡Nunca debes dar agua a animales inconscientes!

El envenenamiento debe evitarse a toda costa. No tengas flores y plantas en casa que sean venenosas para tu gato. Por lo general, la comida y la bebida para humanos deben estar fuera del alcance de los gatos. Los alimentos venenosos son: chocolate, alcohol, cebollas, ajo, tomates, uvas, cerdo y muchos otros. Los agentes de limpieza, pesticidas y otras sustancias tóxicas también deben almacenarse de manera segura. Preferiblemente en un armario que el gato no pueda abrir.

Primeros auxilios para gatos en caso de asfixia

La asfixia es siempre una emergencia aguda. Si te preocupa que tu gato doméstico no pueda aguantar hasta que llegue el veterinario, puedes intentar ayudarlo.

Si su gato aún está consciente, puede tratar de quitar suavemente el objeto de la boca de su gato con la mano.

Qué puede hacer si se está asfixiando:

¿Está el objeto demasiado profundo en la garganta? Luego acueste a su gato sobre su lado derecho de espaldas a usted. Ahora lleva una mano debajo del esternón del gato. Así que tienes que empujar fuerte hacia arriba y hacia adelante. También puedes golpear suavemente entre los omóplatos de tu gato. ¡Con un poco de suerte, tu gato comenzará a toser y a escupir el objeto nuevamente!

Precaución: ¡Ten cuidado de que tu gato no te muerda! ¡Las mordeduras de gato pueden ser peligrosas para los humanos! Si no tienes la oportunidad de ayudar a tu gato, debes hacer que un veterinario venga lo antes posible.

Al igual que los niños pequeños, los gatos a veces se atragantan con piezas pequeñas que pueden provocar asfixia. Podría ser cualquier cosa, así que ten cuidado con lo que hay por ahí. Algunos juguetes para gatos también pueden ser peligrosos para su nariz peluda. Puede encontrar más información sobre juguetes peligrosos para gatos en nuestra publicación de blog.

Primeros auxilios para lesiones

Cualquier lesión que sea importante o que haga que tu gato pierda algo de sangre debe ser tratada por un veterinario. Si su gato se lesiona la pata o cualquier otro lugar, es importante detener el sangrado y vendar la herida de forma estéril. De esta forma evitas una gran pérdida de sangre y una infección de la herida.

Lesiones leves

Puedes desinfectar pequeñas heridas como arañazos y aplicar una pomada para gatos.

Lesiones moderadas con poca pérdida de sangre.

Irrigue la herida con solución de irrigación de heridas y aplique un vendaje de presión estéril. Para las patas, es posible que deba rellenar los espacios entre los dedos de los pies. Luego al veterinario.

Lesiones con gran pérdida de sangre.

En contraste con la pequeña pérdida de sangre, no debe enjuagar la herida aquí. De lo contrario, en caso de duda, el gato perderá sangre adicional. Lleva al gato al veterinario lo antes posible o llama a los servicios de emergencia.

Atención: En caso de lesiones, siempre debes transportar a tu gato al veterinario con mucho cuidado. De lo contrario, las heridas pueden abrirse más. Además, se deben aclarar las lesiones internas.

Los gatos se lastiman todo el tiempo. La mayoría no son tan malos. Sin embargo, si se derrama sangre, debe tener cuidado. Las lesiones típicas son el síndrome de la ventana basculante o lesiones en la pata. Asegúrate de nunca abrir las ventanas cuando el gato esté desatendido. Los fragmentos siempre deben eliminarse a fondo. Los objetos puntiagudos como cuchillos, tenedores o tijeras no deben estar al aire libre.

Primeros auxilios para gatos inconscientes

Si tu gato está inconsciente, debes salvarle la vida. Mientras espera el servicio de emergencia, puede utilizar el principio ABC (ABC significa Amanera, Brespiración Ccirculación) se aplican:

1. Respiratorio

Abre la boca del gato, tira con cuidado de la lengua hacia adelante y, en caso de duda, despeja las vías respiratorias de cuerpos extraños (puedes encontrar más sobre esto en el punto Primeros auxilios en caso de atragantamiento), mocos o vómitos.

2. Ventilación

Cuando las vías respiratorias estén despejadas, acueste al gato sobre su lado derecho. El corazón tiene que soportar menos presión. Al realizar la ventilación nasal, hay que llevar la lengua del gato hacia delante. Debes encerrar el hocico, es decir, la boca, lo más apretado posible con tu mano. El cuello del gato debe ser alargado. Ahora tienes que soplar aire por la nariz. Hasta que te suba el pecho. Luego el aire tiene que escapar por tu boca, por lo que debes abrir la mano. Esta ventilación debe administrarse entre 20 y 30 veces por minuto hasta que el gato respire por sí solo. Controle su pulso regularmente.

3. Circulación:

Puede sentir su pulso en su pecho o dentro de sus muslos. Si no siente un latido del corazón, comience un masaje cardíaco. Coloque una mano plana sobre su pecho (aprox. a la altura del codo). Luego presione rápidamente el pulgar y el índice en la dirección del cuello del gato de cinco a diez veces. Después de 15 segundos, dale al gato otra respiración. Tienes que repetir esto alternativamente hasta que se pueda volver a sentir el pulso y el gato respire por sí solo.

Primeros auxilios para un golpe de calor

A los gatos les encanta el calor, pero cuando la temperatura es alta en verano, pueden sufrir un golpe de calor. Los gatos no sudan como nosotros, por lo que se sobrecalientan fácilmente. Cuando los gatos jadean en el calor, puede ser un signo de golpe de calor.

Qué hacer si tienes un golpe de calor

Primero, lleva al gato a un área fresca y sombreada. Ofrécele algo de beber. Refresca al gato con una toalla húmeda y fría. También puedes darle una ducha fría si te lo permite. Entonces deberías ver a un médico.

Atención: No dejes que el gato se estrese. Simplemente crea calor extra en ella. Así que mantente relajado tú mismo. Refresca al gato con agua fresca o fría, pero no helada. Las almohadillas de enfriamiento siempre deben estar envueltas en un paño para evitar golpes.

En verano siempre debes ofrecerle a tu gato un lugar sombreado y fresco. Siempre déle la oportunidad de entrar y refrescarse. Todo gato debe tener siempre agua fresca disponible.

Para que estés bien preparado en caso de emergencia.

¡Prepárate para las emergencias! Para poder brindar primeros auxilios a su gato, es importante preparar algunas cosas de antemano.

  • Tener un botiquín de primeros auxilios en casa
  • Guarda el número de un veterinario de tu zona
  • Guarde el número del servicio de emergencia animal
  • Tener siempre preparada la caja de transporte

¡También puedes tomar un curso de primeros auxilios para animales para aprender aún más!

Esto es algo que debes tener en cuenta como cuidador de gatos.

¡Una gran idea para los cuidadores de gatos también! Si usted es un cuidador de un gato, una conversación detallada con el propietario de antemano es imprescindible. Debe saber el número del veterinario y cómo llegar rápidamente. También debe anotar o guardar el número de emergencia de su gato cuidador. Pregunte a los propietarios dónde puede encontrar la caja de transporte y configúrela en caso de duda. También averigüe si hay un botiquín de primeros auxilios en la casa. Alternativamente, debe traer los suyos propios a las visitas. Si plantas venenosas, piezas pequeñas que el gato puede tragar u otros objetos peligrosos están al alcance del gato, debes hablar con el dueño al respecto. En caso de duda, estos deben eliminarse durante la duración de su asignación de sesión. ¡Especialmente si solo le paga al gato 1-2 visitas al día!

Una gran alternativa al alojamiento de gatos: cuidadores de gatos cerca de mí.

¿Cómo funciona el cuidado de gatos? Compruébalo aquí