¿Pueden nadar los gatos?


Todo el mundo sabe que los gatos odian el agua. Este es uno de los hechos innegables sobre los felinos que incluso los dueños de gatos no conocen.

Afortunadamente, los gatos no requieren que nos bañemos con frecuencia. Fue bastante difícil porque tuve que darle a mi gato un baño rápido varias veces. Imagina que hay un maullido desesperado, agua y pelo de gato por todas partes y solo necesitas dos personas para mantenerlo en la bañera.

Mi gato se convierte en un desastre horrible tan pronto como toca el agua, pero algunos gatos realmente lo disfrutan. Si aún no te gusta, hay varias razones.

Respuesta rápida …

En pocas palabras, lidiar con el agua no está en su sangre. Los antepasados ​​de los gatos vivían en un ambiente seco que no necesitaba adaptarse al agua. Está genéticamente heredado que nadar y manejar el agua no son habilidades de supervivencia necesarias.

¿Por qué los gatos odian el agua?

Los gatos son criaturas habituales. Si tu gato nunca ha estado expuesto al agua y de repente le estás bañando, no tendrás una mascota feliz en tus manos.

Los dueños de gatos estarán encantados de saber que no necesitan bañarse. Pueden mantenerse completamente limpios. Sin embargo, es posible que los gatos necesiten bañarse o al menos enjuagarse porque pueden ensuciarse al usar algo en el abrigo o al estar afuera.

Como se mencionó anteriormente, no es el ADN del gato lo que es seguro para sumergir en el baño o en el agua. Sin embargo, existen otras razones por las que los gatos odian tanto el agua.

Estás creando más «trabajo» para tu gato

A los gatos no les gusta el olor ofensivo del pelaje porque saben que tendrán que limpiarlo ellos mismos más tarde. Los gatos saben que si usas champú para mascotas o mojas demasiado tu pelaje, incluso si está técnicamente limpio, es necesario limpiarlo.

Cuando baño a un gato, por lo general es para deshacerse de algo de su pelaje, pero no uso champú para mascotas. Todo lo que hago es mojar su pelaje y secarlo. Solo con el pelaje húmedo, se sienta después del «baño» y se limpia.

Para tu gato, lo harás trabajar más duro más tarde dándole un baño, incluso si puede ser necesario.

Es una experiencia desconocida.

Si tu gato no se bañaba cuando era un gatito, o si nunca has estado en el agua durante el resto de tu vida, se asustará la primera vez que te bañes.

En general, los gatos no son muy buenos para adaptarse a nuevas situaciones y entornos. Especialmente cuando se moja o huele a champú para mascotas en situaciones nuevas.

Lo mejor que puede hacer es presentarle agua a su gato cuando sea joven. Simplemente tome una ducha y límpiese con una toalla húmeda. La mayoría de los gatos le tienen mucho miedo al agua solo porque es una experiencia nueva y están reaccionando por miedo.

No les gusta que la capa interna se moje

Los gatos domésticos tienen una capa interna que no repele el agua. Esta capa interna te mantiene abrigado y abrigado durante el invierno, o incluso cuando hace frío dentro de la casa.

Cuando le das un baño a tu gato, el agua penetra a través de su imprimación. Esto es bastante desagradable para tu gato. Es como estar envuelto en una manta húmeda. Combinado con el miedo a quedar atrapado en el baño, no es demasiado difícil entender por qué los gatos odian el agua.

Dicho esto, en realidad hay gatos a los que les gusta el agua.

¿Pueden nadar los gatos?

Puede parecer un poco inconsistente, ya que la gran mayoría de los gatos en el mundo odian el agua, pero sí, los gatos pueden nadar.

Son bien Los nadadores dependen de su experiencia de vida y de cuánto están expuestos al agua. Como se mencionó anteriormente, los gatos no tienen que nadar evolutivamente. Pero eso no significa que no puedan.

A algunos gatos les encanta nadar

Turkish Van es una raza de gatos poco común a la que le encanta nadar. Originarios de Turquía, estos gatos tienen un cuerpo pesado en la parte superior que es ideal para nadar.

A los grandes felinos también les encanta nadar. Se sabe que los tigres, leones y jaguares nadan para refrescarse en temperaturas cálidas. Para ellos, es el medio que necesitan para sobrevivir.

A otros gatos domésticos también les encanta el agua; probablemente hayas visto muchos videos lindos de gatos nadando alrededor de la piscina. Sin embargo, los gatos generalmente le tienen miedo al agua. En otras palabras, los gatos no son muy buenos nadando.

Enseñar a los gatos a nadar

Si vives en una casa con piscina o si quieres que tu gato sea más activo, es una buena idea empezar con algo pequeño y enseñarle a nadar. Mantenga a su gato cerca de su cuerpo y deambule por la piscina. Puede que tengas miedo, pero es importante calmar a tu gato una vez que estés en la piscina.

Cuando su gato no esté demasiado preocupado o en pánico, afloje lentamente su agarre y su instinto de natación comenzará a funcionar. No sueltes al gato por completo. Lo suficiente para empezar a remar con los pies.

No todos los gatos son buenos nadadores por naturaleza, por lo que es importante enseñarles a nadar y a dónde salir de la piscina cuando salen sin supervisión.

A los gatos les fascina el agua

Puede que a los gatos no les guste bañarse o sumergirse en agua, pero tienen un encanto extraño e inexplicable.

Es posible que hayas visto a un gato mirando la ducha mientras se ducha, sacando el agua que sale de un grifo con su pata o tratando de clavar su pata en un vaso de agua.

Los gatos son inteligentes, pero les fascina su fluidez y la sensación del agua. Esta es más que una razón para creer que no le temen a toda el agua, principalmente cuando les estás dando un baño forzado o es algo con lo que no están familiarizados.

Los gatos y el agua son otra combinación misteriosa. A algunas personas les gusta, a otras no les gusta y a otras no les importa ninguno de los métodos. Es importante que los dueños de gatos introduzcan agua a sus gatos a una edad temprana. De esa manera, no hay razón para tener miedo a los gatos.

¿A tu gato le gusta el agua?